Caso: "Due diligence" de capacidad en la integración de dos Bancos

Este caso ejemplifica una mejor práctica en los procesos de compra e integración de compañías: Un banco nacional compra las operaciones de la filial local de un banco global. La expectativa era tomar decisiones acertadas de cobertura de estructura y diseñar un plan de transición y desarrollo ejecutivo de corto plazo, para el momento de la integración legal y física de las entidades. La necesidad era contar con un mapa claro respecto del reservorio de talento ejecutivo, cómo estaba distribuido en ambas organizaciones y cuáles eran los flujos esperados de evolución, tanto para las decisiones de selección iniciales como para el plan de desarrollo. Como es requisito en muchos de estos proyectos, el proceso debía ocurrir con el mayor cuidado de las personas evaluadas y evitando conflictos gremiales potenciales. Los principales logros de esta intervención fueron: primero, la realización de todo el proceso en menos de 40 días, segundo, la gestión cuidadosa de los ejecutivos evaluados, quienes recibieron un trato contenedor y una retroalimentación útil para manejarse asertivamente en un contexto de alta incertidumbre y, por último, la provisión de reportes organizacionales e individuales dirigidos enteramente a la toma de decisiones y el planeamiento estratégico del talento.